amor

Contrariamente a lo que podría pensarse, vivir sola puede traer beneficios para la salud ya que según lo revelado por la ciencia, las personas que viven solas son más saludables y más delgadas que las viven en pareja.

Según un estudio que se publicará en el Journal of Family Issues en su edición de enero, asegura que las personas que viven solas tienden a ser más delgadas.
El estudio sostiene que los adultos solteros, sin importar su orientación sexual, son físicamente más saludables respecto al índice de masa corporal de los que viven en pareja.

Para llegar a esta conclusión, el sociólogo y autor de la investigación, Jay Teachman, analizó 20 años de datos extraídos de la encuesta National Longitudinal Study of Youth de 1979, junto a más de 3 mil participantes, desde adolescentes a adultos maduros, para examinar la relación entre su peso corporal y su estado civil.

amor

Luego del análisis, se concluyó también que las personas que se divorcian experimentan una pérdida de peso probablemente inducido por el estrés.

Mientras que aquellos que viven en pareja tienden a ganar peso porque comparten las comidas del día y cocinan juntos

La diferencia de peso se sitúa en 1 kg entre las personas casadas y las solteras. A su vez, los solteros son más delgados porque les importa más su apariencia física al buscar pareja.

Y también se asocia la pérdida de peso porque a veces los desanima cocinarse sobre todo si no tienen que preocuparse por otra persona como un hijo o una pareja.

Según este estudio, las relaciones de pareja y la convivencia hacen que las personas tiendan a engordar.