Seleccionar página

pestañas

Los pequeños cepillos de tus máscaras de pestañas no solo sirven para profundizar y agrandar tu mirada, sino también exfoliar tu piel, embellecer tus manos, peinar tus pestañas postizas y hasta arreglar tu cabello. ¡Sí!

Sus usos de belleza son muchos, ¡y a continuación te contamos 5 que seguro NO conocías!

#5 Peinar y maquillar tus cejas

Este pequeño cepillo es perfecto para arquear tus cejas y darles un toque de color. Basta que lo recargues con un poco de maquillaje (no demasiado) y lo utilices por medio de movimientos suaves de adentro hacia afuera.

#4 Exfoliar tus labios

Al tener un mango cómodo y una textura suave, es perfecto para exfoliar tus labios (¡en especial en los fríos días de invierno!). Basta que lo hagas realizando movimientos circulares para lograr una piel mucho más limpia y suave.

#3 Remover las cutículas de tus uñas

La herramienta removedora de cutícula a veces puede lastimar. Por eso, el pequeño cepillo de tu máscara de pestañas puede ser la solución más adecuada si lo que buscas es removerlas sin molestias. Solo calienta un poco de agua antes para ablandar la piel y listo.

#2 Peinar tus pestañas postizas

Luego de ser usadas, las pestañas postizas pueden sobreponerse y hasta enredarse. Por eso, recuerda darles un rápido “cepillado” con el cepillo de tu rimmel antes de guardarlas. Así quitarás todos los grumos y restos de maquillaje que hayan quedado.

#1 Disimular tus canas

¿Cómo? Pues, así: embadurna tu cepillo con maquillaje y aplica sobre tus raíces. En cuestión de minutos, lograrás un efecto de “más cabello” y te olvidarás por completo de tus canas.