Las citas son muy estresantes, sobre todo si se trata de la primera. Seguro que quieres lucir perfecto/a y sentirte bien para una ocasión tan importante, pero a veces el cuerpo nos sorprende de una forma desagradable. 

Imagina estar con esa persona especial y que de repente te vengan gases o te huela el aliento… ¡Eso podría arruinar tu cita! Lo mejor para pasártelo bien es olvidarte de los problemas fisiológicos, así que toca seguir una dieta más cuidadosa antes de encontrarte con tu cita.

Fibra

La fibra es genial y necesaria en tu dieta, pero debes asegurarte de que no la comes en exceso antes de tu cita… por razones obvias. Estos son algunos de los alimentos que más cantidad contienen .

Vegetales crucíferos

Alimentos como el brócoli, la coliflor, el repollo o las coles de Bruselas son muy ricos en fibra.

Avena

Sabemos que la avena es muy saludable y está buenísima, pero es muy rica en fibra, lo que significa que tendrás ciertas turbulencias durante tu cita.

Pan integral

Evita esta fuente de fibra.

Menos fibras, más fluidos

Una buena forma de minimizar la incomodidad de las flatulencias es consumir más fluidos. ¡A beber agua!

Productos lácteos

La lactosa es la principal culpable del exceso de gas, la hinchazón e incluso el estreñimiento.

Legumbres

Las legumbres tienen mala fama… y es merecida. Estas tienen mucho azúcar que resulta en una digestión lenta y difícil, además de repleta de gas.

Gluten

No todos tenemos intolerancia al gluten, aunque sí es cierto que este conjunto de proteínas pueden generar incomodidad e inflamación, lo que suele traducirse en hinchazón y flatulencias.

La pasta, el pan y otras comidas con gluten deben evitarse antes de una cita.

Fruta

Sí, algunas frutas pueden llegar a molestarnos realmente. Las manzanas, por ejemplo, tienen mucha fibra… y ya sabes lo que ocurre con la fibra. Antes de una cita debemos evitar las manzanas, los melocotones, las uvas, los plátanos, las nectarinas, el zumo de ciruela y las peras.

Bebidas con gas

Las bebidas con gas llenan tu tracto intestinal con… gas. Y sí, este tiene que abandonar tu cuerpo de alguna manera. Es mejor que evites las sodas, las cervezas y todo lo que tenga gas carbonatado.

Polioles (edulcorantes)

Varios platos (sobre todo preparados) contienen edulcorantes que no conseguiremos metabolizar, produciendo un montón de gas e incluso provocando un efecto laxante.

Lee las etiquetas de las comidas para ver si los polioles figuran entre los ingredientes y componentes del producto. ¿Qué debes buscar? Sorbitol, mannitol, xylitol, maltitol, sirope de maltitol, lactitol, erythritol, isomalt y almidón hidrogenado e hidrolizado.

Exceso de proteína

Según Kate Scarlata, «el exceso de proteína va directamente al colon, y los microbios intestinales se dan un festín, lo que produce una gran cantidad de gas sulfuro hidrogenado». ¿El resultado? Flatulencias, muchas flatulencias

Los batidos de proteína son también nefastos si vamos a acudir a una cita. Además, la mayoría también contiene lactosa.

¡Hay más!

No solo los gases pueden arruinar una cita. ¿Y si tuvieses mal aliento?

Ajo

El ajo es un gran alimento y tiene múltiples beneficios, aunque no es un aliado de tu aliento. De hecho, incluso tus poros emitirán un olor especial tras consumir ajo.

Cebollas

Los componentes sulfúricos de la cebolla son los responsables de su poderoso olor.

Leche

Algunas de las bacterias de nuestra boca se dan un festín con la leche, lo que produce un olor desagradable.

Atún enlatado

El pescado es, generalmente, una opción poco recomendable antes de acudir a una cita. El olor del atún enlatado es uno de los peores.

Rábano picante

El rábano picante contiene un componente químico llamado isotiocianato que te proporciona un aliento horrible.