Sabemos que los sexis y delicados bra – sostenes no solo sirven para sostener y proteger nuestras curvas más delicadas. También nos ayudan a sentirnos y lucir bellas, coquetas y bien vestidas desde el interior. Por ello, es importante lavarlos con la frecuencia y productos adecuados. ¡Te contamos!sostenes duren más

¿Cada cuánto debemos lavarlos?

Si bien es cierto que en el caso de nuestras panties el lavado tras cada puesta es imperativo, con los bra existen factores que determinan la frecuencia y condiciones de lavado. El tipo de tela, la actividad que realizaste durante la jornada en la que lo llevaste puesto, así como la estación del año, son claves.

Por ejemplo, si tu prenda se manchó de desodorante o está muy impregnada de perfume o sudor, es necesario lavarla de inmediato para que los químicos no dañen, venzan, ni decoloren las telas y elásticos.

Así lo recomendó Caroline Charles, responsable de textiles delicados de Pressing Paris, en entrevista con Yahoo.

“En esos casos no puedes esperar a que pasen los días, ya que poco a poco los químicos y las manchas penetran en las telas, haciendo que éstas pierdan color, forma y elasticidad. Lo recomendable es lavar con jabón neutro a 30ºC y frotarlas suavemente con las yemas de los dedos”, nos explicó.

Charles dijo que si no existen manchas, el clima no es muy caluroso y tu PH está bien balanceado, puedes esperar hasta tres o cuatro puestas para lavar tu sostén.

“En invierno, que no transpiramos mucho, podemos usar varias veces nuestro sostén. Pero si es verano o usamos uno deportivo para una sesión de cardio, es obvio que debemos lavarlo después un uso”, explicó.

Charles indicó que el número de brassieres para rotar también influye en el lavado. “Lo ideal es tener más de cinco para el día a día y dos deportivos, pues es importante cuidar que las secresiones no se asienten tanto en la tela”, aconsejó.

Reglas de oro a seguir

Lexie Sachs, analista de producto en el Laboratorio de Textiles del Good Housekeeping Institute, así como Carolyn Forte, directora del GHI Cleaning Lab, coinciden con Charles respecto a la rotación de lavado.

Asimismo, en declaraciones que hicieron a la revista Good Housekeeping, ambas brindan más consejos para el cuidado de estas prendas íntimas:

– Usa bolsas de malla de sostén en el caso de lavado en máquina y selecciona el ciclo más delicado. Las bolsas amortiguan el sujetador y evitan que se retuerza y enrede con otras piezas de ropa.

– Evita la secadora, ya que el calor y la agitación de esta máquina puede dañar la elasticidad y la forma del sujetador, dice Sachs.

– Antes de tender el sostén para secarlo, asegúrate de que las copas no estén deformadas o dobladas, y usa una toalla para retirar el exceso de agua.

– Guárdalos extendidos en un cajón, como en las tiendas. Las arrugas, los pliegues y las pilas al azar pueden hacer que tus sostenes se deformen.

Seguro que si pones atención a todos estos consejos, estas prendas íntimas lucirán como nuevas durante más tiempo.