Tengo una amiga que no podía quedar embarazada. Tenía problemas para concebir y una gran preocupación porque el reloj biológico es implacable en este sentido. Esto se transformó en una obsesión para ella y le trajo más de un problema.

¿Quieres saber qué puede pasar si te obsesionas con quedar embarazada? ¡Esto!

¿Qué sucede contigo?

Puede ocurrir que, a pesar de todos tus esfuerzos por quedar embarazada, no lo logres y esto termine por estresarte más de lo debido, transformándose en un círculo vicioso. Con el paso del tiempo, el estrés aumenta y las posibilidades de concebir disminuyen.

Según algunas investigaciones científicas, estar bajo períodos de estrés prolongado interfiere en las posibilidades de quedar embarazada, debido a que los nervios afectan el hipotálamo.

El hipotálamo es una glándula que regula las hormonas necesarias para controlar todo el periodo de ovulación. Sucede que si te encuentras bajo estrés, ovulas mucho menos. Además, a esto se le suma que se produce una disminución de la libido, lo cual reduce la cantidad de relaciones sexuales (y ya sabemos cómo se hacen los bebés). Cuando estás bajo un gran estrés o sientes ansiedad, lo que menos te interesa es tener relaciones obviamente.

 

¿Qué debes hacer para reducir el estrés?

Es probable que te sientas muy frustrada, y que a tu pareja le ocurra lo mismo, si pasan los meses y no ves el signo «+» en el test de embarazo. A esto se le suman las preguntas incómodas de los amigos y familiares, que con la mejor intención del mundo, quieren saber cuándo agrandarán la familia. Esto hace que tener sexo no sea tan placentero y se transforme en una obligación.

Lo que tienes que hacer junto con tu chico, es evitar pensar que hacen el amor para concebir, sino que lo hacen para divertirse y disfrutar de un momento de relax e intimidad. Piensa que no necesitarás protección y que esto es muy bueno. Es genial no preocuparse por utilizar condón o tomar la píldora y dejarse llevar por la pasión en cualquier momento.

Verás que si te relajas, pronto podrás anunciar la feliz noticia a todos, ten paciencia y lo lograrás. Te lo aseguro porque a mi querida amiga le paso exactamente eso y hoy es mamá de dos hermosos bebés.