Descubre los mejores tips para tener la melena que siempre soñaste

1. Usar una bolsa con el asa muy pequeña

Si tienes el pelo largo seguro te ha pasado esto: ¡los mechones se quedan atrapados en el asa de tu bolsa! Además de doler muchísimo, abre las puntas haciendo que el pelo se vea más ‘frizzy’.

 

2. Las ‘ponytails’

Si te peinas con una cola de caballo todos los días, ¡cuidado! Eso lastima muchísimo el pelo por la presión que ejerce la liga sobre él, haciendo que se rompa fácilmente.

Cuando tengas un bad hair day, usa un dry shampoo en la raiz para que se vea
fresco y puedas usarlo suelto.

 

3. Usar ligas que dañan tu pelo

Si usas ligas que tienen metal, ¡tíralas en este momento! Maltratan muchísimo el pelo porque cada vez que te las quitas te arrancas un buen mechón.

Mejor ópta por unas de tela que no lastiman y son mucho más suaves.

 

4. Usar la plancha con la temperatura equivocada

Si la plancha está a una temperatura muy alta o muy baja, puede tener el efecto contrario al deseado, dañar tu pelo y esponjarlo.

¿Cuál es la correcta? Los mejores estilistas dicen que si la usas a 185ºC vas a obtener los mejores beneficios sin causarle problemas a tu melena.

 

5. Secarte el pelo con una toalla

Cuando nos salimos de bañar, la mayoría de nosotras nos atamos una toalla a la cabeza para que se nos seque el pelo más rapido, ¿o no? Lo que probablemente no sabías es que ¡eso es muy malo para el pelo!

Las toallas están hechas de un material duro que causa rompimiento, por lo que te recomendamos usar una t-shirt vieja, ya que absorbe el exceso de agua y no lastima.

 

6. Cepillarte el pelo de arriba hacia abajo

La mayoría de nosotras estamos acostumbradas a cepillarnos el pelo de arriba hacia abajo, pero ¡eso es lo peor que puedes hacer!

Para deshacer nudos siempre es mejor empezar de desde abajo hacia arriba, así lo desenredamos sin lastimarlo.

 

7. Estar en el sol sin protección

¿Sabías que el pelo se quema igual que la piel por el sol? Por eso es importante cuidarlo con un sombrero o con una crema especial que contenga protector solar. 

 

8. Jugar con tu pelo…todo el tiempo

Estar jugando con tu pelo todo el día no sólo hace que se ponga grasoso más rápido, también provoca que se rompa fácilmente, asi que… ¡mejor déjalo en paz!