Para presumir de ojos sanos debes cumplir tres preceptos básicos: cuidarlos, mantenerlos en forma y revisarlos en el oculista.

ojos

1. Lávalos a diario, sin frotarlos mucho y sólo con agua , y sécalos con una toalla limpia. Desmaquíllatelos todas las noches con una loción especial para evitar que restos del lápiz de ojos o de la máscara de pestañas penetren en su interior y los irriten.

2. Tócatelos lo menos posible y evita restregártelos. Lee siempre con buenaluz, haciendo un descanso cada 40 minutos y sin forzar la vista con letras demasiado pequeñas. Y no leas en movimiento (tren, coche, andando).

3. Sitúate a una distancia razonable de la televisión (1,5m) y no la veas con la luz apagada (ten al menos otro punto de luz en la habitación). Y cuida tu alimentación, tomando más alimentos ricos en vitaminas del complejo A y B.

4. Ponlos en forma con ejercicios oculares que los relajan, mantienen la elasticidad de sus músculos y mejoran sus   capacidad de enfoque: con losojos, gíralos haciendo círculos primero en un sentido y luego en el otro. Haz lo mismo con los ojos cerrados, parpadea y repite todo el ejercicio 5 veces. Sostén un lápiz frente a ti con los brazos extendidos, fija la vista en él y ve acercándolo lentamente a tu nariz, hasta que empieces a verlo borroso (repite 10 veces). Mira a la pared e imagina que estás escribiendo con los ojos, sin mover la cabeza.

5. Aunque veas correctamente, hazte revisiones anuales en el oftalmólogo.