Si está pasando por su cabeza la idea de vivir juntos, es señal de que su relación va en serio y por buen camino. Por muy enamorados que estén, hay algunas cosas que debes pensar bien antes de llevar su noviazgo al siguiente nivel y empezar a vivir bajo el mismo techo. ¡Toma nota!

vivir

  • SITUACIÓN FINANCIERA

Sin duda, es uno de los primeros puntos que tendrán que evaluar antes de tomar esta decisión. Desde cómo dividirán los gastos como la renta, internet, luz, alimentos o artículos del hogar, hasta qué pasaría en caso de que alguno de los dos llegará a quedarse sin trabajo ¡y cómo lo solucionarían!

  • MANEJO DE CRISIS

En el inicio de la relación, especialmente durante la etapa de enamoramiento, las parejas suelen idealizarse y no discutir. Si este es tu caso, ¡ten cuidado! Lo ideal es que se muden después de haber conocido sus defectos ¡y de haber pasado por alguna pelea o momento difícil! Sólo así sabrán cómo reaccionarán en momentos de crisis ¡y si serán capaces de solucionar sus problemas!vivir-con-el

  • PERDERÁS PRIVACIDAD

Al compartir el mismo espacio, tendrás menos oportunidad de pasar tiempo a solas o tener conversaciones privadas con tus amigas. Además, tendrás que consultar con él antes de organizar una reunión o decorar su nuevo hogar, a cambio ¡disfrutarás de su compañía por más tiempo y se conocerán mejor!

  • HOME TASKS

¿Contratarán a alguien para que los apoye con las tareas domésticas o se encargarán de ellas ustedes? En caso de que decidan hacerse responsables de ellas, ¿cómo las dividirán? Es importante que se organicen y estén de acuerdo con esta decisión antes de vivir juntos para evitar peleas e inconformidades.

  • UBICACIÓN

Lo ideal es encontrar un lugar en el que ninguno de los dos se encuentre alejado de su trabajo y otros sitios a donde tengan que ir con frecuencia. También es importante que la ubicación de su hogar no afecte su estilo de vida y, por supuesto, ¡que les guste el espacio y se sientan convencidos de querer vivir ahí!