Es muy cierto eso de que nada se tira y que todo se recicla y con la máscara de pestañas pasa exactamente eso, pues no hace falta deshacerte de ella cuando ya la acabes sino que puedes darle  nuevos usos que ni te imaginabas.

 

#1 Teñir las raíces del cabello

El cepillo de la máscara de pestañas es muy útil si tienes que teñir las raíces, pues te ayudará a aplicar pequeñas cantidades de tintura en áreas reducidas. Trabajando solo esta parte del cabello, podrás mantener tu color sin necesidad de teñirlo todo y gracias al pequeño pincel de la máscara de pestañas te quedará una cobertura uniforme.

#2 Peinar las cejas

El aplicador que trae la máscara de pestañas es ideal para peinar tus cejas, ya sea que desees depilarlas correctamente o simplemente, como me suele pasar a mi, ponerlas en su lugar luego de una noche de sueño.

#3 Separar las pestañas

Al aplicar máscara, muchas veces se coloca demasiada cantidad o te quedan las pestañas juntas, lo que les da un mal aspecto a tus ojos. En este caso, el cepillo viejo de la máscara de pestañas te servirá para separarlas y dejarlas perfectas.

 

#4 Limpiar

Es posible utilizar el pincel de la máscara de pestañas para realizar la limpieza en áreas reducidas, como por ejemplo, alrededor de las llaves del fregadero de la cocina o del baño, e inclusive para destapar los grifos. Pero no solo te servirá para estas pequeñas tareas domésticas, pues también podrás utilizarlo para quitar el polvo de tus aretes o collares de cuentas ya que sus cerdas son muy delicadas. La ropa fina también puede ser limpiada de pelusillas y cabellos con la ayuda del pequeño pincel, pues se adherirán muy fácilmente sin necesidad de restregarlas.

#5 Quitar el polvo del secador de cabellos

El secador de pelo puede llenarse de polvillo o pelusas muy difíciles de quitar debido a los pequeños intersticios que posee. Simplemente introduce el cepillo viejo de tu máscara de pestañas en la rejilla de ventilación del secador una vez desenchufado y verás que el polvillo desaparecerá.