lindsaylohandoblecalva

¡Ni un solo pelo menos!

Tu cabello puede estar sufriendo sin que te des cuenta. Ciertas rutinas, factores externos o productos pueden transformar una hermosa cabellera en un pelo al borde de la calvicie. Por eso, es importante poner remedio antes de que sea demasiado tarde.

Entonces, si no quieres quedarte calva y tu pelo ha comenzado a caerse, lo mejor es que tomes buena nota y dejes de lado estos comportamientos que en nada benefician la salud de tu cabello.

#4 Adiós al estrés

También existe la posibilidad de que estés sometida a un estrés físico como consecuencia de un embarazo, una operación o un accidente. En estos casos, puedes estar tranquila, superado el ‘trauma’ o período en cuestión, todo volverá a la normalidad.

#3 Tratamientos capilares

Cada vez son más los tratamientos para el cabello que tienes a tu alcance. Sin embargo, ciertos tratamientos, extensiones y hasta peinados pueden favorecer que tu cabello caiga como las hojas de los árboles en otoño.

#2 Proteínas

La mejor manera de corregirlo es una ingesta equilibrada de alimentos que contengan proteínas tales como la carne, el pescado y los huevos.

#1 No te pases con la vitamina A

El uso de suplementos vitamínicos o determinados medicamentos como complemento a nuestra alimentación puede ser contraproducente. Algunos de ellos pueden contener un elevado porcentaje de vitamina A, un componente que, en grandes cantidades está vinculado con la pérdida del cabello.

La buena noticia es que solo necesitas dejar de tomarlo para evitar que siga afectando a tu melena.

Ahora ya sabes que algunas de las causas más frecuentes de pérdida del cabello puedes evitarlas pero, si tu problema persiste, ponte en manos de un especialista y trata de averiguar si existe alguna causa médica que sea la responsable de esta problemática.