Son las razones justas y necesarias para nunca más volver a usar uno en tu vida.

Lo que más disfruto cuando llego a casa es sacarme el sujetador, ¡es tan placentero! En fin, estas son las razones por las que deberías dejar de usarlo, ¡ya no quedarán más justificaciones para usarlos!

Es incómodo

Digamos la verdad, ¿hay algo más incómodo? No lo creo. Además, no usarlos es demasiado cómodo (salvo cuando corremos).

Nos da muchísimo calor

¡Ahhh!, ni que hablar en verano. Ya de por sí hace calor, y este sujetador nos da muchísimo más.

Los breteles son antiestéticos

Tienes el bretel de tu camiseta, de la que tienes debajo y además del sujetador. ¿Algo más? Paso, prefiero que no se vean pero a veces es imposible.

Son muy caros

Si nos hacen tanto daño, podrían ser más baratos, ¿no? Eso hace que nos caigan aun más.

No deseas usar sostén

Ok, lo más importante: NO queremos usar sostén. Guíate por estos principios, ¡y todo acabará!