Tener un orgasmo no debería de ser difícil, pero para muchas mujeres es más difícil que resolver un complejo problema de matemáticas. Cosmopolitan habló con muchos doctores para encontrar los causantes de este horrible problema.

1. Estás bajo medicamentos

El director de el Centro de Salud Sexual del sur de California, Michael Krychman, explica que medicamentos como los que son usados para tratar la depresión, ansiedad o condiciones parecidas, pueden disminuir las hormonas sexuales en el cuerpo.

Si estás teniendo buenos encuentros sexuales y nada más está pasando, ésta podría ser la razón. Habla con tu doctor.

2. Sólo están interactuando su pene y tu vagina

Según Justin Lehmiller, autor de The Psychology of Human Sexuality, dice que sólo la mitad de las mujeres pueden tener un orgasmo únicamente por penetración.

Este podría ser tu caso, y la solución es muy sencilla: Estimula tu clítoris mientras te penetra. Un vibrador sería la opción perfecta.

3. No estás teniendo el ‘foreplay’ necesario

Tener una dosis de foreplay antes de cualquier encuentro es necesario para cualquier mujer. Si te brincas este paso súper importante, no estarás lo suficientemente prendida para poder tener un orgasmo.

4. Estás demasiado estresada como para disfrutarlo

Muchas mujeres se la pasan pensando en todo lo que les preocupa todo el tiempo, incluso durante el sexo. Esto provoca que las mujeres no se dejen llevar, y no disfruten de lo que está sucediendo en el momento.

orgasmo

5. No tienes idea de cómo funciona tu cuerpo

La vagina tiene muchas partes y cada mujer disfruta de sensaciones diferentes que las demás.

Para conocer tu cuerpo, es necesario que te conozcas para que sepas qué te gusta y qué no. ¿Cómo pretendes que él sepa cómo hacerte llegar si ni siquiera tú sabes?

6. Estás poniéndote bajo demasiada presión para llegar al orgasmo

Si estás teniendo sexo mientras te sientes cansada o incómoda, no podrás tener el orgasmo que tanto esperas.

La solución es relajarse y disfrutar el momento.

7. Podrías necesitar lubricante

Aproximadamente el 40% de las mujeres no producen la lubricación necesaria para disfrutar un encuentro sexual.

¿La solución? Ir a la farmacia y comprar un lubricante para agregarlo a la ecuación.

8. Tienes algún problema anatómico que necesitas checar

Aunque es poco usual, los problemas médicos pueden afectar tu habilidad de tener un orgasmo.

Si has probado nuestras soluciones anteriores, y no logras tener un orgasmo, lo mejor sería que visites a tu doctor que confianza para checar que todo esté bien.