No estamos diciendo que no uses la  pastilla anticonceptiva es  un método para evitar el embarazo, sólo que si tienes algunos de estos síntomas es mejor encontrar otra opción.

pastilla anticonceptiva

1. Tu mood está fuera de control.

Es difícil para la ciencia demostrar de manera muy concluyente la relación entre la píldora y el estado de ánimo, ya que hay un montón de factores externos que pueden afectar.

SIN EMBARGO, si estás tomando éste anticonceptivo y te sientes más sensible, deprimida y poco tolerante, hay una posibilidad que sea la pastilla la que te esté afectando y lo mejor sería cambiarla ASAP.

Los niveles de estrógeno y progesterona  que puede ser los causantes de estos problemas, varían de píldora a píldora, por lo que podrías encontrar otra marca que te funcione mejor.

pastilla anticonceptiva

 2. Te están saliendo muchos granitos.

Seguramente has escuchado historias de cómo tus amigas curaron sus problemas de la piel en cuanto empezaron a tomar la pastilla, pero a ti te pasa todo lo contrario.

El desarrollo del acné podría ser  una señal para que cambies de marca, ya que esos problemas indican que tu pastilla no te está dando el quilibrio adecuado de hormonas.

3. Tu deseo sexual está en ruinas.

Uno de los efectos secundarios negativos más comunes de la pastilla es la falta de “ganas”, generalmente 1 de cada 6 mujeres experimentan éste síntoma. Si eres feliz con la cantidad de sexo en tu relación (o falta de ella) no tienes de qué preocuparte.

Los métodos de barrera, como los condones, son el único método libre de hormonas (mismas que afectan tu deseo sexual), pero seguramente con la ayuda de tu ginecólogo podrás encontrar otros anticonceptivos hormonales que te afecten menos que la pastilla.

4. Siempre se olvida de tomar de todos modos.

La pastilla es solamente 99 % eficaz si se toma a la misma hora del día, todos los días – incluso los fines de semana , incluso en vacaciones, y hasta cuando estás tan cruda que sientes que te mueres.

Si eres una de esas chicas que simplemente no puede acordarse que debe tomar la pastilla con regularidad, podría ser el momento de admitir la derrota y escoger un  anticonceptivo que no necesites tomar todos los días.

Más opciones a largo plazo incluyen el implante, que tiene una duración de 3 años, o el parche que debes de cambiar cada semana.

5. Tienes migrañas.

Los dolores de cabeza son muy comunes en su mayor parte, y en especial cuando te está bajando.

Pero estás teniendo dolores de cabeza con luces intermitentes, alteraciones visuales o sensibilidad a la luz, es posible que tu anticonceptivo sea el culpable, así que visita a tu ginecólogo lo antes posible.

pastilla anticonceptiva

6. Tienes problemas digestivos.

Este año, los investigadores de Harvard analizaron los registros de salud de más de 230.000 mujeres y encontraron que as muejres que tomaron anticonceptivos por cinco años o más, triplicaron la probabilidad de desarrollar la enfermedad de Crohn – cuyos síntomas incluyen dolor abdominal severo, calambres, diarrea y fatiga. Obviamente esto no afecta a todas las mujeres, pero definitivamente vale la pena revisarte si tienes alguno de estos síntomas.