Tener un sueño adecuado y reparador puede ser la manera más cercana a la fuente de la juventud

Nuestros cuerpos se reparan y recuperan mientras dormimos.

Cuando no dormimos, nos afecta en la apariencia y en la habilidad para funcionar de manera correcta.

Sigue nuestros mejores tips para aprovechar al máximo tu sueño y verte más hot:

 

1. Siempre duerme de 7 a 9 horas.

Esta es la cantidad recomendada según la Fundación Nacional del sueño.

 

2. Deja de comer mínimo 3 horas antes de dormir.

Mientras cenar de manera saludable y balanceada puede mejorar tu capacidad de sueño, comer demasiado antes de ir a la cama puede causar problemas de posición al dormir.

Si comes justo antes de ir a dormir, podrías experimentar síntomas incómodos durante la noche.

 

3. Termina el día con agua de clorofila.

Esto hará que tu sueño sea reparador y de limpieza.

El agua con clorofila está llena de poder antioxidante y ayuda a combatir el insomnio.

 

4. Has del cepillado en seco tu ritual de la tarde.

Es una forma de exfoliación que ayuda a estimular la circulación, desintoxica el sistema linfático y elimina las células muertas.

 

5. Toma un suplemento probiótico.

La mayoría de nosotros tomamos nuestros probióticos en la mañana, pero tomarlos a la hora de dormir es particularmente beneficioso.

Esto es porque nuestro sistema digestivo tiene poca actividad, por lo que tu estómago estará menos ácido y permitirá al probiótico adherirse mejor a la pared intestinal.

6. Medita de 10 a 20 minutos.

Los ejercicios de meditación pueden ayudarte a conciliar el sueño más rápido y hacerlo más profundo.

 

7. Prueba un ejercicio de yoga.

No es un secreto que el yoga puede aliviar el estrés, por lo que adoptar una rutina corta de yoga justo antes de dormir puede hacer que tu sueño sea mucho mejor.

 

8. Aplica crema para ojos.

Hidratando, puedes prevenir la formación de líneas y arrugas.

 

9. Lava las fundas de tus almohadas y sábanas una vez por semana.

También se recomiendo reemplazar tus almohadas por unas nuevas cada 6 meses para evitar la acumulación de polvo y evitar alergias.

 

10. Limpia tu rostro con aceite.

Escoge uno que sea orgánico, natural y que sea se vegetales, semillas, aceite de almendra o algo parecido, ya que tienen nutrientes, vitaminas y ácidos grasos benéficos para la piel.