Hemos encontrado 16 sencillos trucos que, con el mínimo de esfuerzo, harán que tus labios luzcan cuidados y atractivos.

  1. Bálsamo para los labios, aplicado justo antes de usar pintalabios o brillo labial, funcionará como base y suavizará tus labios.
  2. Si crees que el color de tu labial es demasiado fuerte, aplica una fina capa en tus labios y con movimientos suaves distribúyelo por la superficie.
  3. Para que tus labios luzcan más gruesos, aplica 2 capas: una, más oscura, en toda la superficie; otra, más clara, en la mitad de los labios. Difumina bien.
  4. ¿Quieres tener un tono mate? Aplica por encima del pintalabios una fina capa de polvo compacto transparente y deja que haga efecto durante uno o dos minutos. Retira lo que sobre suavemente.
  5. ¿No tienes un pintalabios a la mano pero es una emergencia? Mezcla vaselina con la sombra del color adecuado y aplícala con los dedos.
  6. Para no equivocarte con el tono del pintalabios, cómpralo en conjunto con el lápiz labial y cuida que los tonos coincidan.
  7. Dibujar una línea recta con un lápiz labial será más fácil si su punta no es tan aguda (la puedes redondear un poco con un hisopo o una servilleta).
  8. Los lápices labiales de tonos que ya no te agradan, te regalarán un tono nuevo si los juntas en los labios.
  9. Usando la técnica ombré, difumina cuidadosamente la parte oscura rumbo a los extremos de los labios. El cambio para la parte más clara debe ser suave.
  10. Los labios delgados lucirán más voluminosos si aplicas el brillo solo en el medio de los labios.
  11. El brillo labial no se removerá ni manchará el contorno de tus labios si aplicas una capa fina de polvo compacto transparente y después lo secas ligeramente con una servilleta.
  12. Para conseguir un brillo natural en tus labios, aplica un poco de resaltador en el medio.
  13. Pinta con un lápiz el contorno que sobresale del contorno natural de tus labios, y rellena la forma obtenida con un pintalabios.
  14. Si el maquillaje no lo requiere, evita los pintalabios de tonos oscuros porque hacen que tus labios luzcan visualmente más pequeños.
  15. Cepilla con regularidad tus labios con el cepillo de dientes para que matengan su suavidad.
  16. Aplicando el pintalabios con brillo o el brillo, presta atención especial a la dirección: del medio a los extremos. Así tus labios brillarán y lucirán más gruesos.